8 mitos sobre los cursos online

A pesar de que la educación online es cada vez más popular, todavía existen creencias que no son del todo ciertas. A continuación, desmitificamos los prejuicios más populares que existen sobre los cursos online:

1. Los cursos que se dictan online no son de calidad

La calidad de un programa de formación no depende de la modalidad de cursado sino de la institución que la imparte y de los objetivos que te propongas en relación a él.

Al momento de elegir un programa de formación de calidad, ten presente estos parámetros:

  • el prestigio y trayectoria de la institución,
  • el tipo de certificación que ofrece,
  • el contenido o temática del programa,
  • el acompañamiento o no durante el cursado de un especialista en el tema,
  • el material de estudio que recibirás,
  • el soporte que puedan darte ante posibles inconvenientes que se te presenten.

2. Si tienes dudas, no tendrás a quién consultárselas

Algunas plataformas de e-learning, como Cloud21, cuentan con tutores que te acompañan a lo largo del cursado. Estos tutores online son profesionales expertos en sus respectivas temáticas que están disponibles para asesorarte y resolver tus dudas.

Para contactarte con ellos, estas plataformas disponen de herramientas de mensajería interna (e-mail, foro), de manera que puedas comunicarte con ellos de manera dinámica y fluida.

3. Es fácil hacer trampa en un examen online

Los exámenes de los programas de formación online no son fáciles de falsificar. Éstos exigen demostrar habilidades que sólo serán posibles si realmente las has adquirido, sin contar que existen tecnologías de reconocimiento de identidad y herramientas anti plagio que ya se aplican en esta modalidad.

Las buenas prácticas sobre estas evaluaciones dependen en gran medida de cuán en serio tomes el curso que tú mismo has elegido realizar. Si de verdad quieres adquirir conocimientos y habilidades, más allá de obtener un certificado, asume el compromiso y llévalo hasta el final.

4. Necesitas estar conectado a Internet todo el día para llevar a cabo un curso online

Esto no necesariamente es así. Una de las principales ventajas de la educación online es que te permite ingresar al portal de estudio en el momento del día que te resulte más conveniente. Incluso, muchas de éstas te permiten descargar el material de estudio para consultarlo donde quieras.

Otro detalle que te puede servir es conocer las horas de cursado sugeridas. Muchas plataformas de e-learning proponen una carga horaria mínima, que te servirá de guía para acomodar tus tiempos.

5. Debes ser un experto en tecnología para realizar un curso online

Los conocimientos tecnológicos que necesitas para estudiar en una plataforma virtual son mínimos. Incluso algunas incluyen dentro de su servicio un primer contacto con el alumno para capacitarlo en el uso de la misma.

Para no dejar nada librado al azar, puedes consultar si el curso que estás por tomar te ofrece una capacitación inicial respecto al uso de las herramientas que utilizarás, y si dispone de un área de servicio o soporte al cual puedas recurrir ante cualquier eventualidad.

6. No se puede compartir la experiencia con otras personas

El hecho que no tengas una interacción cara-a-cara con tus compañeros no significa que no puedas socializar con ellos. E-mail, foros y chats son algunas de las herramientas que dispones para intercambiar información y estar en contacto.

Algunos alumnos se comunican más en un aula virtual que en una presencial, ya que la modalidad les presenta más oportunidades para compartir perspectivas e involucrarse en debates enriquecedores.

7. Las empresas no valoran los certificados online

Los encargados de recursos humanos están cada vez más familiarizados con el e-learning, por lo que valoran un certificado online de la misma manera que uno obtenido en un aula tradicional. Actualmente, hasta las mismas empresas eligen capacitar a sus empleados a través de plataformas online.

Ellos saben, además, que cursar online implica desarrollar habilidades como constancia, independencia y gestión del tiempo, las cuales son muy valoradas por cualquier empleador.

8. Cursar online es más fácil

Si estás buscando una forma fácil de obtener un certificado, estudiar online no es una opción. Los contenidos de los programas online en muchos casos son tan rigurosos como los de una cursada presencial. Y si bien esta modalidad es más flexible y cómoda, también posee plazos definidos para participar en el foro o cumplir con una consigna.

 

Estas presunciones son las más conocidas a la hora de hablar de educación online. Si tienes la intención de capacitarte, explora diferentes ofertas y conócelas en detalle. Busca, navega, pregunta, resuelve todas tus dudas y luego elige la opción que mejor se adapte a tus expectativas.

¡Adelante!

 

Si quieres saber más acerca de los programas que ofrece Cloud 21 o sobre la modalidad de aprendizaje online, visita www.cloud21.org