AgTech, el futuro de los agronegocios

Alimentar a una población creciente es uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la agricultura hoy. Se estima que la población mundial alcanzará los 9.000 millones de personas en 2050. Como consecuencia, la producción de alimentos deberá aumentar en un 60%.

Este desafío se ve agravado por amenazas adicionales, como el cambio climático, la creciente escasez de agua y tierras, la degradación del suelo y el deterioro de los recursos naturales. Para tomar dimensión acerca de esto, repasemos algunos datos y cifras de FAOGlobal Harvest Initiative:

Cambio climático

  • Las temperaturas están superando los umbrales de supervivencia de algunos cultivos.
  • Los cambios en los patrones de lluvia están convirtiendo a algunas regiones en más secas y a otras en más húmedas.
  • Se espera un aumento de la frecuencia y violencia de los desastres naturales.

Escasez de agua y tierras

  • El 70% del agua extraída en el mundo es utilizada en la agricultura, y se estima que este porcentaje alcance el 89% en 2050.
  • ⅔ de la población mundial vivirá en países con escasez de agua en 2025, en caso de no mediar avances tecnológicos o cambios de políticas en este sentido.
  • ⅓ de la producción agrícola es desechada luego de la cosecha.
  • Si las prácticas agrícolas no se tornan más eficientes y sostenibles, la producción de alimentos caerá un 2% por década durante lo que resta del siglo.

Degradación del suelo

  • El 37% de la tierra es usada para cultivo y pastoreo.
  • El 25% de las tierras del mundo están muy degradadas.

Para que el mundo desarrolle su potencial para la producción agrícola, deberá hacerlo en forma sostenible en el largo plazo, centrándose en la selección de nuevas tierras para el cultivo, la preservación de los recursos hídricos y la conservación de las tierras actualmente utilizadas.

AgTech: la tecnología aplicada al agro como respuesta

Las prácticas agrícolas no han experimentado grandes cambios en miles de años. Se puede decir que el arado, la siembra, la cosecha y otros métodos modernos son solo versiones más rápidas, inteligentes y baratas de tecnologías más antiguas. Pero esto estaría por cambiar.

Bajo la presión de ofrecer un mayor rendimiento y, al mismo tiempo, reducir la huella de carbono, los agronegocios están aprovechando los beneficios del big data, el software y la automatización avanzada para generar una disrupción en la agricultura global.

Uno de los ámbitos que ha avanzado en los últimos años es la implementación de sistemas computacionales, cloud computing y machine learning, los cuales permiten extraer enormes cantidades de datos en tiempo real para mejorar el rendimiento y reducir los costos. Veamos algunos ejemplos:

Blue River Technology

Esta compañía utiliza dispositivos conectados a tractores que recorren los sembradíos, combinando visualización y robótica para hacer “que cada planta cuente”. Este robot captura imágenes de cada planta y determina, a través de algoritmos complejos en tiempo real, qué partes de la planta mantener y cuáles eliminar. Al medir con precisión las necesidades de cada planta, se reduce significativamente el uso de químicos.

Zea, otro de sus productos, cuenta la cantidad de plantas en un determinado sembradío, mide el espacio entre las plantas, altura y distribución, y establece parámetros fisiológicos basándose sólo en imágenes.

CropX

CropX, otro startup en el área de AgTech, desarrolló una avanzado sistema que optimiza automáticamente el riego, aumentando el rendimiento de los cultivos y ahorrando costos de agua y energía a los campos. Este servicio utiliza tres sensores de bajo costo para recolectar datos, correr algoritmos y establecer mapas adaptativos de irrigación, de manera de aplicar la cantidad justa de agua en diferentes partes de un mismo campo. La precisión de los datos generados solo por estos tres sensores es asombrosa.

CropX Internet of Soil from CropX Technologies LTD on Vimeo.

FarmLogs

Este proveedor de big data ofrece diferentes soluciones para aumentar la productividad de los cultivos. Su aplicación arroja mapas de la salud de los cultivos de temporada, informes de precipitaciones y de calor, datos del suelo, historial de cultivos y mapas de rendimiento, entre otros, manteniendo un registro de las operaciones agrícolas del campo.

FarmLogs implementó este año un servicio de vigilancia de salud de cultivos único en la industria, el cual permite determinar la ubicación exacta en la parte del campo que necesita atención. A través de imágenes satelitales multiespectrales, se realiza un seguimiento durante toda la temporada en contraste con una base de rendimiento anterior para detectar marcas sutiles y señales de estrés que son invisibles para el ojo humano. Las imágenes de vigilancia de salud de los cultivos utilizadas por FarmLogs arroja información procesable y sin conjeturas, de manera que los agricultores puedan solucionar los problemas antes de que el rendimiento se vea reducido.

FarmLogs Overview from FarmLogs on Vimeo.

Todos estos avances tecnológicos, junto con la implementación de buenas prácticas y políticas alineadas a una visión de sostenibilidad en el largo plazo, son las claves que conducirán a alcanzar la próxima frontera en la producción de los alimentos que la humanidad necesita.​

 

Para desarrollar tecnología sustentable para la producción agrícola, es necesario tener la capacidad de analizar las variables del entorno para anticipar su impacto y aplicarlo en la gestión de los negocios agropecuarios. Desarrolla estas habilidades con la Diplomatura en Agronegocios de Cloud21: