3 Acciones que No Estás Haciendo Hoy para Conseguir Empleo

Te has suscrito a varios portales de empleo. Te has postulado a anuncios que parecían haber sido diseñados especialmente para ti. Incluso, te has tomado el tiempo para personalizar cada carta de presentación que has enviado.

Pero aún así, no has tenido noticias. Cada vez que recibes la llamada de un número privado atiendes ilusionado, para descubrir segundos después que no es una consultora de recursos humanos sino tu compañía de telefonía móvil ofreciéndote una nueva promoción. ¿Qué está pasando?

En algunos casos, es posible que tengas que pensar en estrategias para impulsar tu perfil profesional, como aprender nuevas habilidades o ganar más experiencia en un campo específico. Pero también hay cosas sencillas (y no por eso menos valiosas) que puedes aplicar de inmediato para aumentar tu empleabilidad y reflejar lo bueno que eres, como por ejemplo:

 

1. Haz que tu perfil en LinkedIn sea fácil de encontrar

Probablemente hayas invertido mucho tiempo revisando tu CV, así que ahora es el momento de actualizar tu perfil en la red de profesionales más popular de la web. Linkedin se ha convertido en una vidriera online para compartir tus logros profesionales, conocer nuevos profesionales y conseguir nuevas oportunidades. Es por esto que es de vital importancia que lo tengas siempre actualizado y optimizado.

Esto tiene un par de ventajas en tu búsqueda laboral: si un director de recursos humanos te encuentra online, tendrás una oportunidad extra para impresionarlo; pero lo más importante es que con un perfil optimizado serás más fácil de encontrar por parte de aquellos reclutadores que buscan candidatos como tú (por ejemplo, “atención al cliente en Buenos Aires”).

Ahora que comprendes la importancia de mantener tu perfil de LinkedIn actualizado, repasemos algunos puntos fundamentales:

  • ¿Tu extracto incluye palabras clave a partir de las descripciones de trabajo que estás buscando?
  • ¿Tu titular no es sólo el título de tu puesto actual?
  • ¿Tu foto refleja simpatía y profesionalismo?

Vilma cumple con todos los requisitos de un perfil optimizado en LinkedIn. En este artículo de su blog encontrarás más tips para potenciar tu presencia en esta red social.

¡Bien hecho! Tu próximo paso será pedir recomendaciones a tus ex jefes/compañeros de trabajo/clientes más cercanos (si quieres que te respondan, por favor no les envíes las peticiones con el mensaje predeterminado de LinkedIn). De esta manera, podrás demostrar a cualquiera que vea tu perfil lo increíble que sería trabajar contigo.

¿Un consejo extra? Agrega una línea al final de tu extracto que haga notar que estás abierto a nuevas oportunidades, sin hacerlo demasiado obvio para tu jefe o compañeros de trabajo. Sugiere algo al estilo de: “Me interesa todo lo relacionado a marketing digital y me gustaría conocer personas con intereses afines. No dudes en contactarme a tu@email.com” (Aquí damos por hecho que tu e-mail tiene una variante de tu nombre y apellido y no aquel angel_endemoniado666 que usabas a tus 15 para chatear en MSN. Confiamos en ti, ¿verdad?).

2. Crea un portfolio online

Tener tu propio lugar en la web es una excelente manera de mostrar lo que has hecho, incluso antes de que te presentes a una entrevista. Con sólo un enlace, puedes darle a los reclutadores más información acerca de ti de la que podrán encontrar en tu CV. Y, si estás cambiando de rumbo profesional o migrando hacia un rol diferente, será más fácil manifestar tu pasión por esta nueva dirección.

No es necesario que seas diseñador o que tengas conocimientos técnicos para construir un portfolio. En la web existen numerosas alternativas económicas, incluso gratuitas y segmentadas por comunidad, que te permitirán crear un portfolio online. Algunas de ellas:

portfolio_online_carbonmade

portfolio_online_behance

portfolio_online_dribbble

Una vez que lo hayas creado, pon la URL de tu portfolio en todas partes: curriculum vitae, carta de presentación, perfil de LinkedIn, firma de correo electrónico… No temas hacer referencia a él en las entrevistas. Durante la entrevista inicial, puedes dirigir al reclutador al sitio para que pueda ver los trabajos que has realizado. Este puede ser un primer paso que te permitirá destacarte de otros candidatos que tal vez no tengan un portfolio y solo esperaban oportunidades presenciales para compartir su trabajo.

3. Confía en tu red de contactos

La mayoría de la gente odia este paso, ya que suele ser una tarea incómoda. Sin embargo, en muchos casos suele ser la forma más efectiva de conseguir un trabajo. Ten presente que, cuando te encuentras entre varios candidatos con cualificaciones similares, tendrás más chances de que un director de recursos humanos te entreviste o contrate si vas por recomendación de alguien de su confianza.

Tendrás más chances de que un director de RRHH te entreviste o contrate si vas por recomendación de alguien de su confianza.

Por lo tanto, si aún no lo has hecho, es el momento de que te acerques a todos aquellos conocidos que puedan ser útiles en tu búsqueda. Empieza con las personas que ya conoces y confías. Si hay personas que pueden llegar a ser muy útiles (como aquellos que conocen a “casi todo el mundo” de un sector específico o que trabajan en la organización de tus sueños), invítales un café y pídeles su consejo para enviar tu postulación.

No temas pedir presentaciones específicas para un puesto en una empresa en particular. También puedes solicitar entrevistas informativas, asesoramiento general sobre empresas y posiciones, o comentarios sobre tu CV. Luego envíales un mensaje de agradecimiento y mantenlos al tanto de tu progreso.

Y si consideras que tus contactos más cercanos no pueden ayudarte, anímate a hacer pública tu búsqueda a través de un estado en redes sociales: tu próximo trabajo puede venir de la mano de las personas que menos te imaginabas.

 

No importa si eres nuevo en el mercado laboral o ya cuentas con una carrera consolidada. La próxima vez que te encuentres buscando empleo, aplica estos consejos y estarás un paso más cerca del trabajo que amas.

¿Qué estás haciendo para atraer la atención de aquellas organizaciones en las que quieres trabajar? ¿Qué acciones te han funcionado anteriormente para conseguir empleo? Compártenos tus recomendaciones en los comentarios.